Cashper
Cantidad a elegir
€   100

Duración del crédito

Cantidad solicitada 100 Honorarios 0,58
Importe a devolver
Fecha de vencimiento 01-01-0000 T.A.E. 15%
Ejemplo T.A.E.

Minicréditos

En un mundo con una economía globalizada y basada en el mercado, es esencial que los ciudadanos conozcan uno de los elementos fundamentales del mundo financiero: el crédito. Sus modalidades y la manera en que llega a la población es vital para cultivar una correcta cultura económica y generar, de esta manera, consumidores inteligentes y que saben cómo ajustar sus necesidades financieras a la oferta crediticia.

Billetes de euro en mano

Básicamente, el crédito es una operación financiera en la que una persona presta una determinada cantidad a otra, que pasa a ser el deudor, y que se compromete a devolver la cantidad solicitada más los intereses generados en un plazo definido según las condiciones del contrato.

La etimología de la palabra “crédito” se erige en su mejor definidora. Proviene del latín credititus (sustantivación del verbo credere: creer), que significa "cosa confiada". De esta manera, el crédito significa entre otras cosas, “confiar o tener confianza”, y se relacionará, en principio, con el derecho que tiene una persona acreedora a recibir de otra deudora una cantidad determinada. El crédito se convierte en la confianza de cumplir con las obligaciones de una deuda contraída y, por extensión, define una buena reputación, fama o autoridad.

Esta vinculación de los términos “crédito” y “confianza” son la base del sistema de prestación de dinero bancario y la falta de la segunda está en la base de la carencia de la primera.

Diferentes tipos de préstamos personales

Englobadas en la definición antes mencionada, encontramos toda una suerte de modalidades crediticias que se vinculan a distintos productos financieros.

  • Préstamo al consumo

Estos tipos de préstamos suelen utilizarse para financiar bienes de consumo de carácter duradero como por ejemplo: un coche, una moto, muebles, electrodomésticos, etc. y de una cuantía no muy alta. Otra característica es que su amortización es a medio plazo (1 a 4 años)

  • Crédito comercial

Préstamo que se ofrece a empresas de tamaño indistinto para el pago de servicios, refinanciar deudas tanto con proveedores como con otras instituciones o para la adquisición de bienes.

  • Préstamo personal

Esta clase de préstamos es muy parecido al préstamo al consumo, ya que se utiliza generalmente para financiar necesidades específicas en un momento determinado y de un importe pequeño, aunque en este caso se usan para costearse bienes intangibles o perecederos: viajes, una boda, etc.

  • Préstamo de estudios

Estos tipos de préstamos son más utilizados en países como Estados Unidos, el Reino Unido y otros estados Europeos. En España la situación está cambiando al calor de la estabilidad del segmento de los préstamos para estudios; con un mercado más exigente y con diversificación en la oferta. Se trata de préstamos dirigidos a estudiantes para financiar matriculas universitarias, estancias de estudio en el extranjero o estudios de. Son productos a corto plazo que dividen el importante desembolso inicial en cuotas mensuales mediante diferentes fórmulas (11 meses a interés fijo, 1 año con Euribor +5.50%, etc), estos costes suelen un poco más baratos que los préstamos personales.

  • Préstamo hipotecario

Este ha sido el préstamo por excelencia durante los años de bonanza económica y que, en ocasiones y debido a su menor interés con respecto a los préstamos personales, se empleaba tanto para la financiación de la vivienda como para otro tipo de bienes como coches, arreglos o viajes. El préstamo hipotecario se caracteriza porque se ofrece como garantía de pago, además de las garantías financieras personales, un bien real, que consiste en la hipoteca del propio bien inmueble que se quiere adquirir. En caso de no devolver el préstamo, hay diferentes fórmulas de negociación, pero, en último término, la entidad financiera pasaría a ser la propietaria de la vivienda.

  • Minicréditos

Los minicréditos son un tipo de préstamo personal con unas condiciones muy particulares que lo han convertido en el producto crediticio de moda y que más uso está teniendo por pequeñas empresas y particulares.

Sus características son su corto plazo de amortización, su pequeña cuantía y su escasez de requerimientos. Así, por ejemplo, los préstamos personales de Cashper.es tienen como máximo importe 500 euros que devolver en 30 días; sin necesidades de avales y sin apenas trámites.

Otra característica de este tipo de préstamos es que admite a personas que están fuera del sistema crediticio por estar en listados de morosos como los de ASNEF.

Todas estas características hacen de los minicréditos una posibilidad muy a tener en cuenta, en el ámbito de la oferta financiera, para situaciones puntuales de necesidad de créditos urgentes y de dinero inmediato.

¡Comparte este contenido!

Botón Facebook Botón Twitter Google+
Volver al índice
Valoración 9/10 calculo de 1402 opioniones a Ekomi