Cashper
Cantidad a elegir
€   100

Duración del crédito

Cantidad solicitada 100 Honorarios 0,58
Importe a devolver
Fecha de vencimiento 01-01-0000 T.A.E. 15%
Ejemplo T.A.E.

Qué regalar por San Valentín

Regalo de San Valentín

Para todos los aficionados a Cupido y sus flechas, se acerca esa fecha en la que nos preguntamos qué regalar por San Valentín y se nos anima a agasajar a nuestra pareja —o a la que queremos que lo sea— con algún regalo como demostración de amor. Esta proposición, tal cual, puede parecer algo ridícula y siempre hay alguien que nos recuerda que este tipo de atenciones no deben ser flor de un día, sino que hay que cultivarlas a lo largo del año como si de un geranio se tratara, y que además caemos en la redes de las estrategias comerciales de los grandes almacenes. En todo caso, esta segunda sentencia no alberga en sí misma ninguna actuación negativa, ya que incentivar las compras es vital para estimular la economía, y si es por tan buen motivo como mimar a la pareja, mejor que mejor.

La historia de San Valentín

San Valentín no fue una invención comercial. Su historia se remonta a la antigua Roma y al legendario relato de cómo un sacerdote romano del siglo III decidió ignorar las ordenes del emperador Claudio II que prohibía los matrimonios de jóvenes enamorados debido a que convertía a los hombres en malos soldados. Así, San Valentín emprendió la tarea de casar en secreto a las parejas y hacer proselitismo del cristianismo. Al igual que en la mayoría de las hagiografías, el sacerdote acabo martirizado, ejecutado y elevado a la calidad de santo.

Esta historia legendaria germinó en la Europa germánica, especialmente en Reino Unido, en la que desde el siglo XIX se comenzó a celebrar el día 14 de febrero, fecha de la muerte de San Valentín, como el momento en el que los enamorados expresan su amor incondicional. Esta tradición fue recogida por los Estados Unidos que la popularizaron y difundieron por el resto del mundo a lo largo del siglo pasado.

Los regalos de San Valentín

En la actualidad existen muchas alternativas originales que permiten disfrutar en pareja este día y que, además, nos ayudan a escapar de la rutina. Olvida las típicas rosas y la caja de bombones y arriésgate, ¡seguro que triunfas! La premisa es que si es un regalo para la pareja, hay que disfrutarlo en su compañía. Si ya estás emparejado, podrás gozar de una experiencia juntos, y si lo estás buscando, ¿qué mejor excusa para encontrar una actividad en común?

Qué no regalar por San Valentín

Hay una serie de regalos que hay que esquivar si no queremos buscarnos un problema con el ser amado. Algunos son muy obvios pero siempre hay alguien que cae en la trampa.

  • Cosas para la casa:

Da igual que estéis montando el pisito y os falte la mitad del menaje para la cocina, nunca, bajo ningún concepto, se debe regalar cualquier utensilio con tintes prácticos. Si buscas romanticismo, un colgador con forma de corazón para el delantal acabará con toda la magia, seguro.

  • Peluches:

No te arriesgues. Por mucho que pienses que un oso simpático y mullido va a abrirte las puertas de su corazón, reconsidéralo. A no ser que se sea un adolescente perdidamente enamorado, los peluches pueden verse como un regalo infantil y demasiado fácil. Si al oso le acompaña un corazón puede ser el colmo del pasteleo.

  • Lo que no se compró en Reyes

Puede parecer una buena jugada, tras los regalos de Reyes y tras comprobar que entre todos los paquetes no estaba el que a la pareja le hacía especial ilusión, emplear San Valentín para cubrir la falta. Mala idea. Si se da este caso, emplea cualquier día de manera que la sorpresa será mayor. San Valentín es una fecha para disfrutar en pareja. El móvil de nueva generación puede esperar.

  • Disfrutar en pareja no es sólo disfrutar tú

Esas apetencias agazapadas en nuestro subconsciente pueden aflorar en el momento más inapropiado. No podemos convertir el “regalo para los dos”, en un “regalo para mí”. Si tienes dudas, compra algo que le haga más ilusión a la otra persona que a ti, de lo contrario puedes darle un toque egoísta al regalo y fastidiar el día.

Que sí se puede regalar por San Valentín

Hay una amplísima oferta de regalos que hacer para estas fechas, que se amoldan a todos los presupuestos y gustos. El romanticismo no siempre va de la mano de los clichés consabidos: flores, bombones y cena romántica. Saltar juntos en paracaídas o disfrutar de una cena original puede convertirse en un recuerdo de San Valentín indeleble. Os damos algunas ideas originales.

  • Una cena distinta

Olvida el mantel rojo, las velitas y el fondo musical de Barry White. Aprovecha la oportunidad para probar esos restaurantes especiales, tanto los que son amenizados con un espectáculo como otras propuestas más arriesgadas como los famosos restaurantes a oscuras o de temática vampírica.

  • Algo de riesgo y aventura

¿Por qué no aprovechar ese día para ser más atrevidos? Es el momento ideal para hacer ese salto de puenting del que lleváis tanto tiempo hablando o esa escapada aventurera al destino más insospechado.

  • Sesión de fotos

Es un regalo que puede ser muy divertido si se buscan opciones originales, como disfraces o entornos distintos; con un montaje profesional puede ser un magnífico recuerdo.

  • Kit festivo

Para los más atrevidos no pueden faltar los regalos para disfrutar en la intimidad, tanto para ellos como para ellas. Que no se diga que no lo intentaste, sobre todo en San Valentín.

Pero como todo cuesta dinero, incluso en el amor, os recordamos que si ya os habéis decidido con vuestro regalo de San Valentín y andáis cortos de dinero, podéis contar con los mini préstamos de Cashper.es para sufragarlo.

¡Feliz San Valentín!

¡Comparte este contenido!

Botón Facebook Botón Twitter Google+
Volver al índice


Valoración 9/10 calculo de 1402 opioniones a Ekomi