Cashper
Cantidad a elegir
€   100

Duración del crédito

Cantidad solicitada 100 Honorarios 0,58
Importe a devolver
Fecha de vencimiento 01-01-0000 T.A.E. 15%
Ejemplo T.A.E.

Ventajas de comprar un coche eléctrico

coche eléctrico

Que es el coche eléctrico es una realidad comercial no debe sorprender a nadie. Cada vez más personas se plantean adquirir uno de estos vehículos, ya sea de tipo híbrido o completamente eléctrico. Son dos las principales razones que llevan a comprarlos:

  • Por una perspectiva ecologista, en la línea de reducir las emisiones contaminantes de CO2 debido a la combustión de nuestros motores de gasolina y diésel.
  • El precio del combustible derivado del petróleo. A pesar de la bajada de precios de la gasolina acumulada durante el último año, sigue siendo un gasto considerable lo que provoca que muchas personas busquen alternativas más económicas a medio largo plazo

Características de los coches eléctricos

En el otro lado de la moneda están la principal razón por la que los consumidores no se decidan a comprar estos nuevos vehículos: su precio. De manera general, el coste de adquirir un coche eléctrico es mayor que el correspondiente a los convencionales, hasta 14.360 € más caro, y la previsión de amortización se alarga excesivamente.

Atendiendo a un estudio de la página Acierto.com, el 92% de los propietarios de un coche eléctrico no amortiza su adquisición sin las ayudas públicas. Esto puede explicar el hecho de que en 2014 tan sólo el 0,12% de los coches vendidos en España sean eléctricos, para que estos sean rentables habría que recorrer un total de 220.000 km de uso durante los once años de su vida útil. Esta cifra supera con creces la media de distancia que cumplen sus propietarios y que sólo cumple un 8% de ellos.

Debido a ello, el Gobierno promovió un programa de estímulo a la compra de estos vehículos, el Plan MOVELE, cuyo fondo de 10 millones de euros para 2014 se agotó en noviembre y se ha previsto una ayuda de 7 millones para 2015. Pero a pesar de ello, las ventas siguen sin despegar. Las razones las podemos encontrar en los costes logísticos.

Los coches eléctricos no son especialmente prácticos para recorridos fuera de las ciudades, ya que su autonomía ronda los 200 km, además de un tiempo de carga que están entre las 6 a 7 horas. Otro punto relevante es la insuficiencia de puntos de recarga públicas para estos coches, así, por ejemplo, en Madrid hay 231 y en Barcelona 363, puntos, número a todas luces insuficiente. En el caso de querer instalar un sistema de recarga de batería en los hogares, la adecuación de la plaza de aparcamiento a tal efecto supone un importante desembolso que sumar al precio del vehículo.

Los únicos gastos en los que los coches eléctricos ganan la partida a los convencionales son los vinculados al mantenimiento y al consumo, donde son ligeramente más económicos. La mecánica de estos vehículos es más sencilla y requieren una inversión que ronda los 1500 € cada 150.000 km, mientras que los de gasolina/diésel, de 2600 €. Con respecto al precio del combustible, el gasto es de 0.75 € a los 100 km para los eléctricos, mientras que en lo de gasolina res de 9,23 € para uso urbano y de 7,24 € para uso combinado.

A la hora de adquirir un coche eléctrico, debe primar una perspectiva ecológica sobre la económica, porque, a día de hoy, sigue resultando mucho más caro contar con un vehículo de estas características. Además, es muy importante valorar dónde vivimos, ya que en grandes ciudades es más sencillo encontrar puntos de recarga y los desplazamientos, al ser más cortos, no agotarán la autonomía de las baterías. Si nuestro presupuesto nos lo permite, la logística acompaña y queremos contribuir a la disminución de la polución de nuestro entorno, el coche eléctrico puede ser nuestra mejor opción.

¡Comparte este contenido!

Botón Facebook Botón Twitter Google+
Volver al índice


Valoración 9/10 calculo de 1402 opioniones a Ekomi