Cashper
Cantidad a elegir
€   100

Duración del crédito

Cantidad solicitada 100 Honorarios 0,58
Importe a devolver
Fecha de vencimiento 01-01-0000 T.A.E. 15%
Ejemplo T.A.E.

Conseguir dinero rápido

Polaroid de billetes

Una pregunta que se hacen muchos ciudadanos y que, por desgracia, no tiene una única y definitiva respuesta; de lo contrario, nadie preguntaría acerca de cómo conseguir dinero rápido. Pero esto no significa que no sea posible lograr unos ingresos extraordinarios con los que completar la nómina, la pensión o, en caso de que no tengamos una retribución periódica, el dinero que podamos ganar a lo largo del mes.

En la red abundan gurús y advenedizos que recomiendan a diestro y siniestro mágicas maneras de ganar dinero al instante y, lo que resulta más sospechoso, sin esfuerzo. La falsedad de estas propuestas se trasluce desde su propia declaración, ya que nunca ha sido tan difícil conseguir dinero rápido, y sólo mediante la toma de decisiones acertadas, sensatez, paciencia y trabajo duro podremos lograr nuestro objetivo. De esta manera, conseguiremos una retribución complementaria que, si logramos que sea periódica, puede convertirse en un mullido y reconfortante colchón económico.

Formas de conseguir dinero extra

Pedir un crédito

Aunque parezca demasiado obvio, en ocasiones no lo es tanto. Si el objetivo de la petición es iniciar o colaborar en una aventura empresarial hay interesantes opciones de financiación en forma de préstamos personales tanto por entidades públicas como por bancos y otro tipo de entidades de crédito. La cuantía y plazos dependen de la institución prestataria, pero en ningún caso se trata de una solución de urgencia, ya los importes suelen ser altos al igual que las condiciones para acceder a ellos.

En el caso de que el solicitante sea un particular que necesita el dinero rápido para tapar agujeros, la opción más recomendable es de la acudir a los servicios de empresas de mini préstamos. Este producto financiero está basado en la inmediatez en la entrega del dinero, el poco importe de los mismos (hasta 500 euros), y los pocos requerimientos.

En cualquiera de estos casos, hay que tener muy presente las posibilidades reales de devolver el préstamo, ya que, de incurrir en impagos, entraríamos en el indeseable ámbito de la morosidad.

Conseguir un trabajo extra

Algo fácil de decir, pero no tan fácil de llevar a cabo. Conseguir un trabajo puntual, pero con cierta recurrencia, puede salvar la economía doméstica en los malos tiempos o permitir compras extraordinarias en tiempos de bonanza. A la hora de abordar el desarrollar una actividad profesional de manera esporádica hay que tener presente dos aspectos fundamentales:

  • Ser capaz de realizar un buen desempeño profesional

Que algo se nos dé bien o nos guste mucho no siempre significa que podamos ganar dinero con ello. Aunque nos gusten los perros, quizá no estamos preparados para trabajar como cuidador o pasearlos; aunque seamos buenos tocando un instrumento musical, quizás no tenemos las cualidades docentes necesarias para enseñar a otra persona. Hay que realizar un profundo y sincero análisis de nuestras habilidades y de nuestra capacidad para profesionalizarlas. Puede que la atención al público te guste, pero quizás te desborde la presión de atender a clientes en una terraza de verano, o se te dé bien la cocina, pero producirla masivamente para clientes no sea tu fuerte.

  • Encontrar un nicho de mercado y un canal de comunicación de nuestra oferta.

Simultáneamente al proceso identificación de nuestro “producto” vendible debemos saber si alguien nos lo va a comprar. Realizar un pequeño estudio por internet o paseando por los comercios del barrio nos permitirá saber si hay más personas ofreciendo los mismos servicios que nosotros y valorar si tenemos hueco o no.

Internet puede convertirse en un canal de difusión extraordinario y, a nivel particular, barato y eficaz. No te conformes con anunciarte como profesor particular en las farolas y paneles de los institutos, aprovecha los portales de anuncios gratuitos de internet y, si tienes la oportunidad, haz un blog o una web que te permita tener visibilidad en buscadores y redes sociales.

Compartir es ahorrar

En muchas ocasiones, la forma de conseguir dinero rápido no está basada en el gasto, sino en el ahorro. Hay multitud de iniciativas privadas y públicas que fomentan compartir el uso de productos y servicios y que van desde la compraventa de ropa de segunda mano, hasta viajes conjuntos en coches particulares para repartir los gastos. Como no es oro todo lo que reluce, desde Cashper.es recomendamos emplear todas las posibilidades que nos ofrece la web social para leer opiniones reales de consumidores acerca de estos servicios para evitar ser víctimas de estafas. Algunas propuestas reales sobre el ahorro al compartir productos o servicios son:

  • Compartir coche

Uno de los gastos más comunes y de mayor cuantía es el vinculado a los desplazamientos. Con unas tarifas de transporte público que, en ocasiones, no resultan todo lo barato que desearíamos y unos precios del combustible que no dan tregua; que haya coches en circulación que van ocupados sólo por el conductor es un crimen que atenta contra el sentido común.

Para paliar este derroche de dinero y de polución, se han creado páginas web que ponen en contacto a usuarios que realizan el mismo trayecto para que puedan compartir los gastos que supone el viaje: gasolina y peajes, principalmente

  • Compartir casa

Al igual que con los vehículos, el uso limitado de ciertas viviendas puede suponer un derroche de dinero cuando éste escasea; para ello, hay una amplia selección de páginas web donde ofrecer nuestras habitaciones y personalizar por completo el perfil que buscamos en nuestros futuros inquilinos.

Tomar la decisión de ofrecer parte de nuestra vivienda particular para compartirla, supone un ejercicio de confianza en el que estamos dispuestos a perder cierta parcela de nuestra intimidad por ganar un dinero extra. También es una excelente oportunidad para conocer gente y, en el caso de que sea extranjeros con otro idioma, poder practicar en casa lenguas foráneas.

  • Ropa usada o de segunda mano

Cada vez es más común ver pegada en las puertas de los comercios de barrio publicidad de reuniones para el intercambio de ropa: prendas de un tallaje inadecuado, ropitas de un bebé que creció muy rápido, o camisas que pasaron de moda; todas con la misma premisa: ¿si fuera de otra persona te la pondrías tú? No se trata de desprenderse de ropa vieja, sino de darle una segunda vida a la que ya no das uso.

En internet también hay muchas páginas que ofrecen comunidades de intercambio de ropa usada; en este sentido, nos remitimos a nuestro anterior consejo acerca de la búsqueda de la reputación digital de estas páginas web.

Estas son algunas ideas sobre cómo conseguir dinero rápido o dejar de gastarlo que, llevadas a cabo, te permitirán afrontar con más desahogo la economía mensual.

¡Comparte este contenido!

Botón Facebook Botón Twitter Google+
Volver al índice


Valoración 9/10 calculo de 1402 opioniones a Ekomi