Cashper
Cantidad a elegir
€   100

Duración del crédito

Cantidad solicitada 100 Honorarios 0,58
Importe a devolver
Fecha de vencimiento 01-01-0000 T.A.E. 15%
Ejemplo T.A.E.

Cuándo no pedir un préstamo

Calculadora, billetes y portátil

En muchas ocasiones en los artículos de este blog hemos hablando de aquellas situaciones propicias para solicitar uno de nuestros creditos online inmediatos, pero ¿y qué ocurre con aquellas que no lo son? En este artículo vamos a describir algunas de las coyunturas en las que recomendamos a los clientes que no soliciten uno de estos microcréditos y, en todos los casos, estos consejos están vinculados a las dificultades por parte del solicitante de hacer frente a su obligación de pago.

Casos en los que no pedir un mini préstamo

Gracias a nuestra dilatada experiencia en la otorgación de créditos a corto plazo, tenemos muy claro el espectro de clientes que se acercan a nuestros servicios. Partimos de una premisa: un mini préstamo es un recurso de urgencia ante problemas puntuales de liquidez; no una forma recurrente de financiación. Esto significa que este producto financiero no cura los males que aquejan las economías domésticas, ayudan a pasar el trago de un mes complicado, sin más. Por eso, si por desgracia no tienes ingresos suficientes a corto y medio plazo no te recomendamos acudir a ningún producto crediticio que lo que conseguirán será liar más la madeja de tus deudas.

Te contamos algunas de las situaciones en las que nunca hay que solicitar un mini préstamo:

  • Aprovechar el último mes de prestación por desempleo

Solo te queda un mes para agotar la prestación y aprovechas para solicitar créditos empleando este ingreso como garante de pago. Esta situación al límite trae como consecuencia que al no tener ningún ingreso el mes que viene, no podrás hacer frente a ninguna de tus deudas y entrarás en el indeseable ámbito de la morosidad, del que resulta muy complicado salir.

Si ves que vas a agotar la prestación, emplea la circunstancia con inteligencia. Coloca la situación a tu favor y pide los préstamos para tapar los agujeros antes de que se te agote la prestación para poder hacer frente a los pagos durante los meses sucesivos en los que disfrutarás de este ingreso. De esta manera estarás “limpio” de facturas impagadas si llegas a esta situación y no le sumarás más deudas.

  • Con la nómina o pensión embargada de deudas

El objetivo de pedir dinero urgente es cubrirte las espaldas ante imprevistos, no sumar más problemas a tu situación económica. Si el mes siguiente tienes una clara previsión de que tendrás los suficientes acreedores como para no darte margen para incluir uno más; no lo hagas. Terminarás por fallar en el pago de uno de ellos e incurrirás en el mismo error que ya hemos comentado.

  • Para pagar otras deudas

Es un castillo de naipes que acaba por derrumbarse en cuanto una de las piezas se tambalea, y siempre acaba ocurriendo. Si acumulas deudas a distintos bancos y financieras, montar un sistema en el que con unos préstamos vas pagando otros es un método que, en un principio te puede funcionar, pero que siempre, sin excepción, acabará por fulminar tu economía familiar.

Como en los anteriores casos, te pedimos que reflexiones antes de solicitar más créditos e intentes distintas medidas de ahorro a corto plazo para eliminar todas letras y deudas posibles. Sabemos que es difícil y que supone un esfuerzo considerable, pero se trata, sin lugar a dudas, de la manera más sensata de poner coto a tus problemas financieros.

Te recordamos que nuestros créditos rápidos están para ayudarte a superar pequeños y puntuales baches económicos pero no lo conviertas en tu vía habitual de financiación. Ninguna entidad bancaria proporciona préstamos de hasta 500 euros en menos de 24 horas excepto las financieras como Cashper.es. Emplea este recurso con inteligencia y comprobarás lo útil que te será en momentos complicados.

¡Comparte este contenido!

Botón Facebook Botón Twitter Google+
Volver al índice


Valoración 9/10 calculo de 1402 opioniones a Ekomi