Cashper
Cantidad a elegir
€   100

Duración del crédito

Cantidad solicitada 100 Honorarios 0,58
Importe a devolver
Fecha de vencimiento 01-01-0000 T.A.E. 15%
Ejemplo T.A.E.

Préstamos baratos

Un préstamo es una operación financiera en la que una persona cede a otra, durante un determinado plazo, un importe o una cantidad de dinero a cambio de unos intereses u honorarios. Como usuarios, buscamos préstamos baratos, que no nos cuesten mucho dinero a la hora de devolverlos.


Préstamos baratos


Lo más habitual es que la persona que presta el importe no sea un particular, sino que sea un banco u otra entidad financiera, aunque ya hay plataformas en las que se organizan y gestionan créditos entre particulares.

Sin embargo, no son los únicos tipos de préstamos que existen, sino que también hay que tener en cuenta a los novedosos minicréditos.

¿Cómo saber si un préstamo es barato?

En primer lugar, hay que clasificar los tipos de préstamo que existen para poder realizar una comparativa. Por ejemplo no es lo mismo un préstamo para comprar un coche que un préstamo para emprendedores. Tampoco se puede comparar un préstamo a largo plazo con un microcrédito, ni con un préstamo para estudiantes. Por ello, lo primero que hay que definir es el tipo de préstamo e identificar los productos que hay en el mercado que encajan en el mismo.

En préstamos personales tradicionales, sin ninguna finalidad establecida, el interés nominal suele estar entre el 6% y el 12%, correspondiendo los valores cercanos al 6% a los préstamos baratos y más interesantes para nosotros.

Sin embargo, en préstamos para proyectos o compras específicas (coche, moto, etc.) suelen ser diferentes y rondan desde el 4,5% hasta el 9% de interés.

En el caso de los minicréditos no resulta pertinente hablar de interés, ya que la ganancia es fija, por lo que las entidades financieras que ofrecen este tipo de préstasmos prefieren denominarlos “honorarios” o coste del crédito. Los costes dependen del tiempo en que se elija devolver y del importe, por supuesto. Para préstamos de 150 euros, el coste ronda los 40 en el caso de Cashper.es

La explicación a que estos préstamos rápidos sean más caros que los préstamos personales tradicionales es fundamentalmente, su naturaleza. Un préstamo personal es un producto a largo plazo, con riesgo moderado ya que para acceder a él hace falta un buen aval o cumplir con determinados requisitos que sirven como garantía al prestamista. Es por ello que cuando el consumidor busca préstamos baratos suele acudir al mercado crediticio tradicional, aunque hay otras razones de peso que pueden convertir a este producto en el adecuado para conseguir una rápida financiación.

En el caso de los microcréditos, son préstamos de escasa cuantía en comparación a los anteriormente mencionados, pero que suponen un gran riesgo para la entidad (y por ello son más caros para el solicitante) debido, sobre todo, a la inexistencia de tantos requisitos. Por ejemplo, un micropréstamo podrá ser solicitado por personas sin nómina, que figuren en listas de Asnef o con una pensión, sin embargo no ocurre lo mismo con los préstamos personales tradicionales, en los que se solicitan nóminas, avales y otras garantías.

Ventajas y desventajas de los préstamos baratos

En resumen, podemos concluir lo siguiente:

  • El tipo de interés es más barato a largo plazo. El préstamo a largo plazo es mucho más barato que el crédito a corto plazo, pero pagaremos más intereses cuanto más largo sea el plazo. De igual forma, será un préstamo más barato si tiene un fin concreto.
  • Garantías crediticias. Una de las desventajas del crédito a largo plazo es que para optar al crédito, la mayor parte de las veces es necesario tener avales o garantías. En el caso del microcrédito, no es necesario.
  • Velocidad y rapidez. Los minicréditos tienen la ventaja de que se puede disponer del dinero de una forma casi instantánea, lo que nos puede ayudar ante un aprieto o urgencia. Los créditos a largo plazo suelen tener más trámites y no podemos disponer del dinero tan rápido. Además, los trámites suelen alargarse.
  • Lista de Asnef. Una persona que figure en la lista de Asnef o similar, probablemente tiene totalmente cerrado el acceso al crédito. Sin embargo, en el caso de los minicréditos es diferente y es posible la financiación aún estando en la base de datos de Asnef.
  • Condicionantes. En el caso de los créditos a largo plazo, en algunas ocasiones, la concesión del préstamo está condicionada a unas determinadas actuaciones, características o acciones. Por ejemplo, los créditos “proyecto” sólo se pueden utilizar para ese cometido, los préstamos universitarios hay que destinarlos al pago de la matrícula, etc.
  • En el caso de los microcréditos no ocurre así, ya que no hay que dar ninguna explicación de para qué se necesita el préstamo.
  • Amortización y pago adelantado. En el caso de créditos a largo plazo, si amortizamos el préstamo (o pagamos de forma prematura) pagaremos una penalización por los intereses, que dejará de cobrar el banco al pagar parte del crédito antes de tiempo. La ventaja con el microcrédito es que podemos pagar el préstamo por adelantado sin coste adicional ni penalización (únicamente pagaremos su coste, es decir, los honorarios).

Si estás buscando préstamos baratos, te aconsejamos realizar las comparativas necesarias en el amplio mercado crediticio actual, en el que encontrarás una gran oferta, gracias a la que podrás escoger un crédito que se ajuste a tus necesidades. Si la inmediatez es uno de tus principales requerimientos, te recomendamos que solicites un minipréstamo a un especialista en créditos a corto plazo como Cashper.es, que además es la única entidad financiera de crédito en España que tiene supervisión bancaria y por tanto, cumple minuciosamente con las normas internas del banco Novum Bank, con la transparencia y seguridad que esto implica.



¡Comparte este contenido!

Botón Facebook Botón Twitter Google+

Volver al índice
Valoración 9/10 calculo de 1402 opioniones a Ekomi