Cashper
Cantidad a elegir
€   100

Duración del crédito

Cantidad solicitada 100 Honorarios 0,58
Importe a devolver
Fecha de vencimiento 01-01-0000 T.A.E. 15%
Ejemplo T.A.E.

Siete consejos para ahorrar

Carrito de la compra y portátil

No lo demores más, todos los meses te planteas poner en práctica algunos consejos para ahorrar tanto en la cesta de la compra como en tu consumo en general, pero siempre lo dejas para mejor momento. Desde Cashper.es, especialista en créditos express, te animamos a que no permitas que esta situación se prolongue más y le pongas remedio cuanto antes; mientras tanto seguirás sin ahorrar esas pequeñas cantidades de dinero que pueden significar llegar con holgura o sin ella a final de mes.

En este artículo vamos a centrarnos en la cesta de la compra, sus gastos y la manera más práctica de ahorrarnos unos euros cuando vamos al supermercado.

Medidas de ahorro en la cesta de la compra

Todos estos consejos surgen del propio sentido común y casi con absoluta seguridad pones en práctica algunos de ellos, pero no está de más verlos recopilados en una lista que, a modo de recordatorio de buenas prácticas, te impela a revisar tu manera de hacer la compra. Te recomendamos que asumas todos los que puedas, que los integres en tu dinámica consumista y que, de esta manera, empieces a ahorrar en tu visita al supermercado.

Hablamos aquí, principalmente, de la compra tradicional, recorriendo pasillos con estanterías repletas e intentando dirigir el indómito carrito. En nuestra última recomendación hablamos de la compra electrónica, una opción que permite ahorrar mucho dinero y que cada vez tiene más presencia en nuestros hábitos de consumo.

  1. Prepara un menú semanal: plantea una dieta variada y ve a tiro hecho, de esta manera no tendrás que pensar en la comida de cada día y evitar excesivos antojos.
  2. Revisa la despensa: intenta dejar la despensa vacía antes de hacer la compra. Podrás planificar con más exactitud una lista de la compra con aquellos alimentos que consumes más rápido o aquellos que han caducado.
  3. Presupuesto: ir al supermercado con un tope de presupuesto dependiendo de nuestra economía mensual limitará nuestra capacidad de “pasarnos” en el gasto.
  4. Comparar los precios: la variedad en supermercados permite ajustar mucho nuestro presupuesto. Con la llegada del comercio electrónico y los catálogos online ya no es necesario recorrer los interminables pasillos de los supermercados para encontrar el mejor precio; un rápido vistazo a las tiendas online y podremos hacer la comparación cómodamente.
  5. Marcas blancas: el ejercicio de comparar precios entre supermercados puede hacerse extensible a probar distintas marcas blancas, las cuales pueden tener la misma calidad que la marca reconocible a un precio mucho más ajustado. El ahorro en la cesta puede ser muy significativo.
  6. Maneja las ofertas con inteligencia: aunque algunas promociones son muy suculentas, debemos plantarnos y valorar la conveniencia de adquirir el producto. ¿Necesitamos realmente 3 tetrabrik de caldo si solo consumimos uno al mes? Por muy buen precio que pueda tener, si queremos ajustar el presupuesto no debemos comprar más productos que los que hemos planificado en nuestra lista.
  7. Valora la compra por internet: prácticamente todos los supermercados tienen ya tienda online y algunas de ellos aplicaciones para terminales móviles. Gracias a utilizar este servicio podemos ahorrar gran cantidad de dinero y de tiempo. Te contamos por qué:
  • Se limita el comprar antojos: el no recorrer los pasillos con prisa y con gente alrededor nos permite ser consumidores más relajados, y el consumidor relajado es más inteligente. Limitarás los antojos y estarás más pendiente del precio.
  • Es más fácil comparar precios: desde la comodidad de tu sillón podrás visitar todas las tiendas online de tus supermercados favoritos y realizar todas las comparaciones que quieras; sin desplazamientos ni agobios.
  • La velocidad de la compra: la primera vez que hagas la compra de esta manera te demorarás algo más de lo habitual, ya que tardamos algo de tiempo en acostumbrarnos a navegar por las secciones de los productos de la tienda online y encontrar el más adecuado. Pero una vez que te hayas estrenado y hayas guardado tu primera cesta de la compra, en la próxima ocasión solo deberás rectificar de la lista aquello que no sea de tu gusto o te parezca demasiado caro, volver a darle al clic de enviar el pedido… y ¡ya está hecha la compra! Esta manera de perfilar la cesta de la compra es una de las mayores ventajas de la compra online, nos permite eliminar y añadir productos hasta dar con la cesta ideal y siempre con una calculadora presente que actualiza el precio total y nos informa si estamos llegando al tope de nuestro presupuesto.
  • Sin desplazamientos: sin gasto de gasolina y sin cargar con pesadas bolsas. Tú elijes el momento de entrega y el envío a domicilio se encarga del resto. Esto supone un gasto de alrededor de siete euros (aunque hay ofertas puntuales de servicio gratuito a las que debemos estar pendientes), pero el ahorro en tiempo y en facilidades de gestión de la compra lo compensa holgadamente.
  • Los únicos productos que recomendamos que se adquieran a la manera tradicional son los frescos: verdura, fruta, carne y pescado; ya que, a pesar de que el modo de entrega a domicilio no tiene ninguna deficiencia, los gustos particulares acerca del estado de estos productos no son contemplados en el pedido online.

Tanto si vas a hacer la visita al supermercado como si lo haces por internet, poniendo en práctica nuestros consejos a tu manera de realizar la compra te ahorrarás unos euros que te permitirán terminar el mes con mayor desahogo económico.

¡Comparte este contenido!

Botón Facebook Botón Twitter Google+
Volver al índice


Valoración 9/10 calculo de 1402 opioniones a Ekomi