Cashper
Cantidad a elegir
€   100

Duración del crédito

Cantidad solicitada 100 Honorarios 0,58
Importe a devolver
Fecha de vencimiento 01-01-0000 T.A.E. 15%
Ejemplo T.A.E.

La TV del futuro

icono video


El año 2014 fue el año del consumo de video multidispositivo, según el estudio que realiza Telefónica, en el que además de este dato, se destaca que la sociedad española es la más conectada de Europa con un 78% de usuarios intensivos de internet. El video crece y con él las posibilidades de negocio en video. La televisión del futuro está en Internet. El futuro es la red.

La televisión tradicional ya no es suficiente

Queda lejos aquel año 1910, en el que el disco de Nipkow hizo que la televisión fuera posible. Las primeras emisiones públicas de televisión se efectuaron en los platós de la BBC en la Inglaterra de 1927 y la televisión electrónica llegó a Francia en 1937. La llegada del color a la televisión en 1951 fue un hito necesario y la Alta Definición (High Definition, HD) supuso un cambio en la calidad de la imagen y dio alas a la televisión. Pero todo esto parece algo insignificante comparándolo con la televisión del futuro.

El pasado pasado está. La televisión tradicional decae a pasos agigantados, y es un hecho innegable. Ya no necesitamos el teletexto para ver la programación y hay veces que, incluso, ya no necesitamos ni la misma programación. Internet lo ha revolucionado todo, y la televisión no iba a ser menos.

El negocio tradicional

El negocio de televisión tradicional seguía el mismo patrón desde que se creó, y éste es que el programa de mi cadena sea “preferible” a los canales de la competencia. Es decir, que si alguien hace zapping, se quede en mi canal porque prefiere ver un tipo de programa a otro, haciendo de la televisión un medio potente, ya que llegaba a mucha gente, pero a la vez poco personal, ya que el espectador “ve lo que hay”, “lo que ponen en la tele”, la programación global y general, no lo que realmente le gustaría ver.

Las series y programas que continuaban en el tiempo tenían episodios independientes unos de otros, para que si alguien se perdía uno de estos episodios, no se perdiera en el desarrollo de la historia.

El Streaming y la televisión a la carta

Internet cambió este concepto de negocio y lo convirtió en la llamada “televisión a la carta”. Ese es el primero de los grandes cambios que Internet provoca en la televisión tradicional: la necesidad de disponibilidad online del contenido. Por ejemplo, las grandes cadenas de televisión tienen su propia página web donde se publican los programas ya emitidos en TV, un resumen de ellos, o incluso la propia programación en directo. Esto es realmente útil para que los espectadores puedan seguir sus programas favoritos desde el extranjero, por ejemplo.

Sin embargo, no es el único cambio. Otro de los cambios es la programación del contenido. La mayoría de la programación de una cadena de televisión son contenidos en diferido, es decir, no son en directo, por lo que la fecha de emisión la decide la propia cadena.

¿Qué ocurriría si no fuera la cadena la que tomara la decisión, sino el espectador?

Es la pregunta que se hizo el creador de Netflix, servicio de contenido en streaming que ha llegado a España recientemente. En este tipo de servicios a la carta, es el usuario el que decide cuándo quiere ver el contenido, y puede acceder a él desde cualquier dispositivo, a cualquier hora y en cualquier lugar, siempre que disponga de una conexión a Internet. Los números son abrumadores, superando los mil millones de dólares en ingresos.

En el ámbito del hardware hay que mencionar el auge de las Smart TVs, que permiten la instalación de aplicaciones, acceso a Internet y otras ventajas que suponen la visualización de contenido que anteriormente era imposible ver en televisión y, por supuesto, las nuevas televisiones 4k (la calidad de imagen es 4 veces superior al Full HD o Alta Definición), que nos harán sentir casi dentro del propio programa, serie o película. Las tablets, o tabletas electrónicas, los Smartphones o móviles inteligentes, que también permiten el acceso a video online, igualmente demandan su espacio.

¿Estás preparado para la televisión del futuro?

Seguro que la respuesta es afirmativa. La tecnología se desarrolla a un ritmo increíble, y hay que adaptarse a ella. Si eres muy aficionado a las nuevas tecnologías y necesitas dinero para darte un capricho, puedes acudir a alguno de nuestros créditos online. Una de las mejores opciones a tu disposición son los micropréstamos que ofrecemos, ya que puedes solicitarlos de manera sencilla y obtendrás tu dinero rápidamente, sin complicaciones y casi sin trámites.

¿Estás preparado para cambiar la pregunta? ¿Tú cuál prefieres?

“¿Qué hay hoy en la tele?” o “¿Qué quiero ver hoy en la tele?”

¡Comparte este contenido!

Botón Facebook Botón Twitter Google+
Volver al índice


Valoración 9/10 calculo de 1402 opioniones a Ekomi