Cashper
Cantidad a elegir
€   100

Duración del crédito

Cantidad solicitada 100 Honorarios 0,58
Importe a devolver
Fecha de vencimiento 01-01-0000 T.A.E. 15%
Ejemplo T.A.E.

Pedir crédito

Desde hace años, pedir un crédito podía llegar a ser un auténtico calvario para muchas familias. Podían acumularse facturas, tener algún pequeño imprevisto y no disponer de efectivo para cubrir los gastos principales, pero los bancos no cedían y, de hecho, siguen sin hacerlo. No conceden préstamos salvo en casos excepcionales, y con unas garantías crediticias quizás demasiado severas.

Pedir credito

Sin embargo, existen varias alternativas a este dilema. Si quieres saber más, sólo tienes que seguir leyendo.

Las opciones son claras

Evidentemente, no las hemos inventado nosotros, pero vamos a resumirlas aquí para que puedas leer algunas de las opciones que tienes si un banco no te concede el préstamo:

  1. Ahorra antes de que ocurra. Uno de cada tres españoles no consigue ahorrar lo suficiente para hacer frente a pequeños imprevistos. Quizás sea una de las alternativas más obvias y una de las que más cuesta conseguir en la práctica, pero a la vez es una de las más efectivas, ya que si dispones de un dinero ahorrado, será más difícil que un gasto extra con el que no contabas descuadre tus cuentas. Si quieres consejos para ahorrar, en nuestro blog puedes encontrar desde consejos para ahorrar en vacaciones, hasta ideas para ahorrar en la vuelta al cole.
  2. Pedir dinero a familiares. Una de las soluciones a las que más se recurre es pedir dinero prestado a familiares, pero a veces ellos mismos tienen una situación económica complicada y puede suponerles un esfuerzo importante que sería innecesario si dispones de otra opción. Cierto es que pocas veces fallan, pero el coste emocional supera con creces el económico y puede generar conflictos personales difíciles de arreglar.
  3. Aprieta el cinturón durante una temporada. Si el gasto no es muy urgente quizás haciendo algún pequeño sacrificio puedes sufragar el gasto de una forma más o menos rápida. La diferencia con el ahorro es que, en esta ocasión, es un ajuste temporal, pero rápido, que servirá para sacarte de un apuro puntual. Tendrías que llevar a cabo el ajuste de forma agresiva, por tanto, aunque lo pueda resultar una situación algo difícil durante el tiempo que dure, el retorno será mayor. Por el contrario, el ahorro es controlado, progresivo y duradero en el tiempo, y no te debería suponer ningún sacrificio, sino que podrías adaptarlo a tus capacidades económicas.
  4. Pedir un crédito online. Hoy en día pedir un crédito es mucho más fácil de lo que parece gracias a Cashper.es, que otorga minipréstamos de 50 a 600 euros en 10 minutos. Si además ya has sido cliente alguna vez, el proceso es prácticamente instantáneo y no necesitarás más que enviar un mensaje para confirmar tu solicitud. Si estás en alguna lista de morosidad no pasa nada, ya que lo que realmente importa es tu situación financiera real. Además, el trámite es totalmente online y sólo te costará 3 clics. A la hora de pedir un crédito esta opción es muy recomendable en casos de urgencia como, por ejemplo, si se estropea el coche y estamos a fin de mes pero en unos días cobrarás tu nómina. Con un minicrédito sería fácil pagar el arreglo del coche y lo devolverías cuando obtuvieses tu nómina. También se podría dar el caso de que se acercasen fechas señaladas y te dieses cuenta de que te haría falta algo más de dinero; ese sería un buen momento para pedir un crédito rápido a través de Cashper.es.

Todas estas opciones pueden ser alternadas dependiendo del importe, la necesidad y las circunstancias en las que te encuentres, ya que cada situación es diferente y por tanto, puede parecerte mejor una opción que otra. Desde Cashper.es, esperamos haber podido ayudarte.

¡Comparte este contenido!

Botón Facebook Botón Twitter Google+
Valoración 9/10 calculo de 1402 opioniones a Ekomi