Cashper
Cantidad a elegir
€   100

Duración del crédito

Cantidad solicitada 100 Honorarios 0,58
Importe a devolver
Fecha de vencimiento 01-01-0000 T.A.E. 15%
Ejemplo T.A.E.

Prestamistas de dinero

dinero amontonado

¿Alguna vez te has preguntado de dónde salen los prestamistas de dinero? En este artículo contestaremos las preguntas que más preocupan a las personas que necesitan acudir a un prestamista, y además, te daremos unos consejos esenciales para no tener ningún tipo de problema con ellos.

Origen del prestamista:

Lo cierto es que no se sabe en qué momento de la historia nació la figura del prestamista, pero podemos afirmar que está íntimamente unido al inicio de las primeras civilizaciones del mundo antiguo. Los comerciantes hacían préstamos de grano a los agricultores y los negociantes que se encargaban de transportar mercancías y bienes inmuebles entre las ciudades y pueblos con los que había relaciones comerciales. Con la aparición de la moneda y los primeros bancos, los prestamistas pasaron a un plano con más protagonismo.

¿Por qué han ganado protagonismo los prestamistas de dinero privados?

Años atrás lo más común a la hora de pedir un préstamo era acudir al banco para tramitarlo, hoy en día el consumidor ha cambiado de hábitos. Como se ha mencionado anteriormente, es difícil que un banco proporcione un préstamo en la actualidad, pero existen más razones por las que ya no aparecen como el principal recurso en momentos de incertidumbre económica.

La agilidad con la que cuentan las entidades privadas en el momento de conceder un micropréstamo hace que cada vez se vayan convirtiendo más en los prestamistas de dinero por excelencia. La sencillez del contrato es también de gran ayuda, ya que ni existe tanta letra pequeña como en los bancos ni se suelen interesar en el motivo por el cual se pide el préstamo, lo cual suele resultar de lo más incómodo para el solicitante.

En la actualidad, hay varios tipos de prestamistas dependiendo de la clasificación que utilicemos.

Tipos de prestamistas

Un posible orden está relacionado con la tipología de la entidad prestataria. En este sentido, serían fundamentalmente los siguientes:

  1. Prestamistas particulares. Los prestamistas particulares son personas físicas que por propia iniciativa prestan su capital particular con la intención de obtener beneficios. Suelen ser personas que tienen unos grandes ahorros y los utilizan a modo de préstamo para rentabilizarlos. La mayor ventaja de este tipo de préstamos es que la cantidad, los intereses y los plazos son totalmente personalizables ya que es un pacto entre dos personas particulares, por lo que no hay un modelo al que acogerse sino que es un contrato individual. La parte negativa es, evidentemente, la confianza y las garantías que tiene el particular, ya que al no estar regulado, puede ser más arriesgado.
  2. Entidades privadas: las llamadas EFC (Establecimientos Financieros de Crédito) son entidades acreditadas para la realización de operaciones de crédito. Tienen una estructura empresarial desarrollada y ofrecen servicios seguros y rápidos, pero la mayoría con altos honorarios por el riesgo que tiene para ellas el servicio que prestan. Cumplen con la normativa pero el producto que ofrecen es diferente al préstamo bancario. En Cashper.es por ejemplo se ofrecen minicréditos de 50 a 600€ a devolver en 15 o 30 días, incluso para clientes en Asnef.
  3. Entidades bancarias privadas. Las entidades bancarias son los pequeños y grandes bancos y en la actualidad no están pasando por su mejor momento debido a la crisis crediticia. Es difícil que concedan préstamos aunque es posible conseguirlo si existe un aval que consideren interesante.
  4. Entidades públicas. Algunas entidades públicas pueden actuar concediendo préstamos y ayudas o simplemente ser intermediarios en la concesión de créditos. El ejemplo más importante en España es el ICO (Instituto de Crédito Oficial), que es un banco de ámbito público que tiene la función de mediación en líneas de crédito y también de financiación directa en algunos casos.

Consejos para elegir prestamista

Una vez explicadas brevemente las opciones disponibles, te damos unos pequeños consejos para elegir el tipo de prestamistas de dinero que necesitas.
  1. ¿Para qué necesitas el crédito? Es lo primero que tienes que valorar además del importe. Si necesitas un gran crédito para comprar un local o una casa debes consultar un tipo de préstamo de tipo bancario, si por el contrario necesitas un pequeño importe para realizar una reparación puntual o pago imprevisto, lo mejor es el microcrédito.
  2. Elige entidades con calidad demostrable. Cashper.es, por ejemplo, está respaldada por un banco y tiene experiencia contrastada en el sector del minicrédito. Esto significa que no sólo es seguro, sino que además el procedimiento esta perfeccionado y pulido para ofrecer el mejor servicio.
  3. Organízate. No pidas préstamos si sabes que tendrás dificultades o no podrás pagar y, por supuesto, ten presente ese gasto en tu economía. El problema más frecuente es que no somos conscientes de la importancia de devolver el préstamo a tiempo o no calculamos bien los plazos y la deuda aumenta ante el impago. Por ello, asegúrate de tenerlo todo controlado antes de solicitarlo.
  4. Mantente informado de los productos financieros y las ayudas públicas que haya en tu sector. Cuanto más sepas y más opciones tengas, menos riesgo de equivocarte.
  5. Ten cuidado con las grandes ofertas. Nadie ofrece dinero de forma gratuita. Se crítico y desconfía de los chollos, seguro que hay truco o es un timo.

Esperamos que los consejos te sirvan de utilidad y recuerda, si quieres un minicrédito con el mejor servicio, Cashper.es es tu mejor opción.


¡Comparte este contenido!

Botón Facebook Botón Twitter Google+



Valoración 9/10 calculo de 1402 opioniones a Ekomi