Cashper
Cantidad a elegir
€   100

Duración del crédito

Cantidad solicitada 100 Honorarios 0,58
Importe a devolver
Fecha de vencimiento 01-01-0000 T.A.E. 15%
Ejemplo T.A.E.

Prestamistas particulares y privados

Ante el alto riesgo de impago, los bancos tradicionales no suelen conceder créditos de bajo importe, por lo que a veces hay que acudir a prestamistas particulares o privados cuyo capital es privado, con el objetivo de disponer de dinero rápido.


prestamistas particulares


Estos prestamistas privados emplean su capital para conceder créditos de bajo importe (entre 50 y 1000 euros aproximadamente) a personas que necesitan préstamos rápidos ante un imprevisto o gasto inesperado.

Podemos diferenciarlos en dos tipos, dependiendo de su estructura:

  • Prestamistas particulares.
  • Prestamistas privados.

A continuación enumeramos y explicamos las características de cada uno.

Los prestamistas particulares

La característica principal del prestamista particular de dinero es simplemente ésa, que es un particular. Quizás sea una persona o grupo de personas que pretenden utilizar sus ahorros ayudando a otras personas y a la vez, aumentar su capital con el cobro de intereses u honorarios.

Las condiciones suelen ser pactadas, ya que son particulares con los que se negocia directamente, pero esto también lo hace más arriesgado y por ello, esta opción puede generar desconfianza y hay pocos que se atrevan a prestar su dinero sin tener la garantía de que lo van a recuperar. La devolución y los intereses también son pactados, y las cantidades varían dependiendo del particular.

La falta de regulación hace que este tipo de préstamos sean poco transparentes y algo peligrosos. La situación actual es una mina de oro para muchos de estos prestamistas particulares, ya que ante la desesperación de las personas que no consiguen que los bancos les presten dinero actúan pudiendo sacarse un gran beneficio. Hay clientes a los que tampoco les interesa tener en cuenta los trámites legales o elaborados contratos, ya que su solvencia es dudosa. De esto se aprovechan los prestamistas poniendo los intereses que crean convenientes e incluso aumentándolos desproporcionadamente si no se paga en plazo.

Los prestamistas privados

A diferencia de los prestamistas particulares, los prestamistas privados suelen ser verdaderas entidades financieras, cuyo capital sigue siendo privado, pero que tienen una estructura empresarial más desarrollada.

Ofrecen un servicio seguro y rápido, y las condiciones son bastante más asequibles que las de un banco tradicional. Entre otras opciones, se pueden pedir créditos urgentes sin aval, pedir préstamos aunque se figure en la lista de ASNEF, en 10 minutos, y gozar de garantías de confidencialidad que un particular quizás no pueda ofrecer.

Infografía prestamistas

Cashper.es, tu amigo financiero

En Cashper.es no somos prestamistas particulares, somos una entidad financiera experta en préstamos online con supervisión bancaria y podemos ofrecerte préstamos urgentes que van de los 50 a los 1000 euros para que no tengas más problemas de deudas o puedas afrontar con garantías un gasto inesperado.

Tanto el plazo como el importe es elegido por el cliente, pudiendo devolver el importe en un plazo de hasta 30 días. Además, contamos con herramientas como Instantor, que permitirá acceder al crédito casi al instante, al realizarse la validación y verificación automáticamente. Por último, si estás incluido en ASNEF, Cashper.es tampoco se olvida de ti. Con nosotros sí es posible conseguir un crédito. Entendemos que nuestros minipréstamos deben ser flexibles y ágiles y por ello, hacemos posible que nuestros clientes puedan acceder más fácilmente a ellos.

¿Qué pasos sigo para pedir un préstamo con Cashper.es?

El proceso de solicitud es muy sencillo. En primer lugar, utiliza la calculadora de préstamos para elegir el importe del crédito y la duración. Podrás elegir créditos de hasta 600 euros a devolver en un máximo de 30 días, salvo que se trate del primer crédito de contacto.

Una vez realices la elección, se te presentará un formulario de solicitud en el que se requieren una serie de datos, tanto personales como financieros, para certificar la identidad del solicitante. Aparecerá una ventana en la que se pedirá que envíes la documentación a un correo electrónico. Esta documentación es necesaria para evitar la suplantación de identidad y corroborar que puedes hacer frente a la devolución del microcredito. Tras verificar estos datos, en el caso de que la resolución sea positiva, te enviaremos el dinero a tu cuenta. Si ya has solicitado un crédito con nosotros, recibirás el dinero sin tener que reenviar la documentación.

Una vez recibido el préstamo, tendrás que realizar la devolución en el plazo que elegiste, y puedes utilizar las siguientes opciones que están a tu disposición:

  • Transferencia bancaria. La transferencia se puede realizar a cualquiera de los bancos con los que trabajamos, indicando el número de cliente y tu DNI en el asunto.
  • Ingreso en ventanilla o en cajero de tu entidad bancaria.

Gracias a nuestra política de atención al cliente, unos días antes de la fecha de vencimiento del crédito, nuestros operadores se pondrán en contacto contigo para recordarte una última vez que el día de devolución se acerca. Cuando recibamos el pago, se te enviará un correo electrónico en el que se indicará que puedes volver a solicitar un nuevo microcrédito.

Así de sencillo, profesional y transparente.



¡Comparte este contenido!

Botón Facebook Botón Twitter Google+
Valoración 9/10 calculo de 1402 opioniones a Ekomi